ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 50€

¿Cómo limpiar las joyas de Oro?

 

Las joyitas chapadas en oro son muy fáciles de limpiar. Es sencillo hacer que luzcan siempre brillantes e ideales. A continuación, te mostraremos nuestro método más efectivo para limpiar las joyas de oro. ¡Y así siempre mantendrán ese dorado intenso tan especial!

En unos minutos puedes tener tu joyita limpia. Solo necesitas tres utensilios y dos minutos de tu tiempo. Prepara un cuenco con agua tibia, jabón y un paño de algodón. ¡Y ya podemos empezar! 

Recipiendo con agua

Recipiente con agua: Puedes usar agua de grifo (no es necesario utilizar aguas minerales). Y recuerda que esta debe estar tibia.

Jabón PH Neutro:

Jabón PH Neutro: Nuestra recomendación es que el jabón empleado sea con PH neutro. Evitar aquellos que tengan químicos.

Toallas

Paño de algodón: Usa un paño de algodón limpio (por ejemplo, el de cocina).

Una vez lo tengas listo, introduce unas gotitas de jabón PH NEUTRO en el recipiente con agua tibia. Mézclalo bien y usa este agua para limpiar las joyas, frótala suavemente con un paño de algodón. Por último, enjuaga la joyita con agua limpia y sécala con delicadeza.

Si tu joya necesita una limpieza mayor, puedes usar también un cepillo con cerdas suaves. Con este truco podrás llegar mejor a todos los recovecos de la pieza. Tendrás que introducir el cepillo en la mezcla y frotar la joya con este. Hazlo con delicadeza para no arañarla o rayarla. Después, deberás limpiarla con agua tibia y quitar los restos de jabón. Finalmente, sécala con un paño suave.

A diferencia de la plata sin chapar, las joyas chapadas en oro se manchan mucho menos. Por lo que los métodos de limpieza son más escasos y delicados. Al no ser oro macizo es preferible no limpiarlas muy a menudo, solo cuando creamos que realmente lo necesita. Lo más importante en las joyitas chapadas es cuidarlas adecuadamente, te aconsejamos que visites nuestro artículo sobre cómo cuidar las joyitas de oro.

Y sobre todo, todos los métodos de limpieza que tenemos para limpiar la Plata de Ley 925 (como el bicarbonato o Aladdin) no sirven para las joyas chapadas. A pesar de ser uno de nuestros métodos más usados para limpiar la plata, este podría dañar las joyas de oro.

 

Nuestra web utiliza cookies (y no, no son comestibles) para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR