ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 50€

Tipos de piercings y agujeros



Hoy queremos hacer mención especial y dedicar un huequito en nuestro blog a los piercings, estos pendientes en la orejita que nos tienen totalmente enamoradas.

Son divertidísimos y originales en todas sus variedades: grandes, pequeños, llamativos, con arito, étnicos, bohemios, cañeros, atrevidos... O, incluso, los más sencillos, los de la parte superior, los de la parte inferior o central. He ahí la gracia de estas piezas tan versátiles, que sacan tanto partido a tu oreja.

Los piercings se caracterizan por dar personalidad y estilo a cualquier oreja, pudiendo hacer cientos de combinaciones diferentes. Cada semana subimos fotos y combis nuevas para que podáis combinar pendientes con piercings y darle juego a todas las posibilidades que tu oreja te ofrece. Siempre hay novedades que te van a sorprender.

En este post vamos a hablar de todo lo que concierne a los piercings y a los diferentes agujeros. Sigue leyendo, porque te vamos a proponer opciones que te encantarán. Incluso si todavía no tienes ningún agujerito hecho también tenemos ear cuffs, que no requieren de agujero.

TIPOS DE PIERCING SEGÚN LA POSICIÓN DEL AGUJERO EN LA OREJA

En San Saru nos encantan los piercings. Disfrutamos mucho haciendo y creando combis nuevas cada día. A través de ellos puedes definir muy bien tu estilo y es una forma de diferenciarte y de darle un aire diferente a tu look. Tienes cientos de opciones. Queremos ayudaros a diferenciar algunos de los piercings que podemos hacernos en la oreja.

PIERCING EN LÓBULO Y LÓBULO SUPERIOR

Tarjetas regalo

LÓBULO

El piercing en el lóbulo es el más común de todos. Casi todas las chicas llevamos estos agujeritos, y se hacen en ambas orejas. También le llamamos más comúnmente pendientes principales. Para el lóbulo tenemos joyas monísimas, dependiendo de tu estilo y de lo que quieras conseguir. Y si tienes más agujeritos podrás combinarlos de una manera u otra. También te proponemos pendientes de formas, con piedras naturales, aritos lisos, aritos bali y aritos con formas. Suele llevarse un pendiente más grande que en el resto de la oreja. Y es en el agujero que podremos llevar los pendientes que más lucen. También solemos usar el mismo pendiente en ambos agujeros, tanto en el de la derecha como en el de la izquierda. Pero la verdad es que si combinas dos de diferente tamaño quedará superllamativo.

Piercing Lobulo superior

LÓBULO SUPERIOR

El piercing en el lóbulo superior se sitúa en la parte superior del lóbulo, como su nombre indica. En el total del lóbulo puedes llegar a hacerte entre tres y cinco agujeritos diferentes, pero lo normal son dos o tres. Normalmente solemos poner los pendientes más pequeñitos y de diferentes formas. A nosotros nos encanta combinar aritos de distintos tamaños: pequeños, lisos bali o con formitas colgando. Y los pendientes de forma más pequeñitos y pegados también quedan genial. Todos nuestros piercings  se pueden usar en el lóbulo superior igualmente.

PIERCING HÉLIX Y CONTRAHÉLIX

Tarjetas regalo

HÉLIX

El piercing Hélix nos encanta. Se sitúa en la parte superior de la oreja, sobre el cartílago, y es uno de los piercings que más nos llama la atención hacernos o en el que primero pensamos. Podemos llevar muchísimos agujeros en el hélix, pero a nosotros nos encanta lucir entre uno y tres como mucho, siendo dos agujeritos nuestra manera favorita de llevarlo. Y si nos preguntas por nuestra combinación perfecta, sin ninguna duda es el piercing SUNILA o SITARA combinado con el piercing AFTAN. Es un agujerito que invita al arito pequeño, con detalle bali, piedrecita natural, con forma colgando o liso. Todas las opciones son preciosas.

Piercing Contrahelix

CONTRAHÉLIX

El piercing Contrahélix, como su propio nombre indica, está en el lado contrario al hélix, en la parte entre la cara y la oreja, también llamado Antihélix. Para este agujero recomendamos también el arito como en el caso del Hélix, con adornos tipo bali o liso. Cualquier arito pequeño estilo piercing encajará genial. A nosotros nos gusta como quedan los más pequeñitos de 8mm, como es el caso del piercing YADU o DHARMA. 

PIERCING ROOK Y DAITH

Tarjetas regalo

ROOK

El piercing Rook es un agujerito que hacemos en el interior de la oreja, y es un piercing muy original. Lo más recomendable para este piercing es un pendiente bastante pequeñito, como algún arito liso. Su ubicación no deja mucho margen a otras alternativas más grandes, y quizás sería molesto. Pero si te atreves, ¡adelante! En cuestiones de estilo no existen normas.

Piercing Daith

DAITH

El piercing Daith es posiblemente el piercing más interno de la oreja que podemos hacernos, y justo se realiza en el pliegue del cartílago más interno. Casi en el centro de la oreja. Te recomendamos que, tras hacerte el Daith, no duermas de ese lado en la cama para evitar presionarlo o puedas hacerte daño.

PIERCING TRAGUS Y ANTITRAGUS

Tarjetas regalo

TRAGUS

El piercing Tragus es supertendencia. Cada vez más personas se perforan este cartílago. Queda superestiloso y puedes ver la joyita por delante y por detrás, gracias a la forma de este cartílago pequeño situado a la entrada del oído. Para el Tragus nos encantan los aritos pequeñitos, los pendientes de formas sencillitas también. Y no descartamos la bolita, que siempre ha sido el más usado para este agujerito.

Piercing Antitragus

ANTITRAGUS

El piercing Antitragus está localizado en el lado contrario al Tragus, justo en el cartílago que le queda enfrente al Tragus, sobre el lóbulo superior. Los aritos pequeñitos quedan muy bien, y también las bolitas pequeñas. Dependerá mucho de tus preferencias. Es cierto que este piercing no es tan común como los demás, pero, una vez hecho, queda muy bonito también.

PIERCING SNUG Y DE CARACOLA

Tarjetas regalo

SNUG

El piercing Snug es un piercing que queda a media altura de la orejita. Sienta superbién y nos encanta. Al igual que el Antitragus es muy original, ya que poquita gente se atreve a llevarlo. Al igual que el piercing caracola necesitamos un arito un poquito más grande que los anteriores, ya que el cartílago que atraviesa es bastante más grueso que en el resto.

Piercing de Caracola

DE CARACOLA

El piercing de Caracola es un agujerito en la parte inferior del cartílago, justo encima del Antitragus. A este piercing se le coloca un pendiente que “abraza” el exterior de la orejita, rodeándola y quedando visualmente como un arito alrededor. ¡Nos apasiona cómo queda con algún aro! Para este piercing necesitarás un arito más grande que en el resto. Nuestra opción ideal es el piercing OMANA. El piercing Caracola puede lucir superbonito con uno de nuestros Ear Cuff, como por ejemplo el pendiente DAMA.

CUIDADOS Y CONSEJOS PARA LOS PIERCINGS EN LA OREJA

No nos vamos a engañar. Una perforación, sea cual sea, nos genera siempre un poco de sufrimiento. Y dependiendo del umbral de dolor de la persona, le generará más o menos malestar en el momento de hacerlo. La curación de todos los agujeros es lenta, ya que al final no estamos dejando de hacer una herida en nuestra piel. Pero hay varias formas de que sea mucho más llevadero.

La perforación nos puede doler al infectarse, por lo que es superimportante cuidarla y limpiarla muy bien.

Una vez hecha te dirán que hasta dentro de dos meses no estará curada 100%, pero por la experiencia un piercing puede tardar en curar más de un año.

Os aconsejamos que la curéis de manera constante tal como os han indicado.  E intentéis rozar la herida lo menos posible. Suele pasar, por ejemplo, como cuando llevamos moto y nos ponemos y quitamos el casco constantemente, que los agujeros tienden a infectarse.

Dormir siempre del lado contrario y recogernos el pelo para que este no infecte el agujero. También cuando nos lavamos la cabeza o usamos tintes o productos de peluquería intentemos que rocen nuestros piercings lo menos posible. Debemos ser muy cautelosas y conscientes de que nuestra oreja está cicatrizando.

Una vez os parezca que se ha curado (no hay hinchazón, ni rojez, ni pus, ni dolor) podemos cambiar el piercing. Pero siempre aconsejamos hacerlo de la manera más higiénica posible.

Los pasos serían los siguientes:

  1. Lava bien las manos con agua y jabón.
  2. Retira el piercing medicinal.
  3. El nuevo piercing que vayas a ponerte debes lavarlo antes con agua calentita y jabón. Y si tienes a mano un poquito de alcohol no está de más aplicarle un poco antes de ponerlo.
  4. Colócalo de manera cuidadosa o con ayuda de alguien. Nunca lo fuerces ni te hagas daño, porque el agujero está sensible y es posible que vuelva a abrirse. Si es uno de nuestros piercings, tenemos un vídeo de Cómo poner un piercing, para evitar cualquier problema.
  5. Una vez cambiado por primera vez, te aconsejamos que, aunque no parezca que se ha vuelto a abrir, la herida es reciente. Así que sigue curándolo incluso después de cambiar el piercing.
  6. Para mantener tu piercing en las mejores condiciones el truco que mejor nos funciona a nosotros es “Cristalmina” o “Dermalogic Piercing” en spray, día y noche, y no tocarse el piercing para nada. Piensa que el agujero no deja de ser una herida abierta y lo que queremos es que la costra se seque, por lo que, si movemos el piercing, arrancaremos la costra y volveremos a tener la herida abierta. Igualmente puedes consultar la manera de curación donde te has hecho el piercing. Ya que cada persona es un mundo, y esta es la que nos funciona a nosotras en “La Ofi”.
Y aunque realmente se haya curado, siempre puede volver a abrirse y supurar. La plata es un metal precioso que hace reacción con los PH de la piel, y es posible que al ponerse Plata de Ley en el agujero de piercing y este no esté curado al 100%, al supurar, la plata pueda ensuciarse.  Pero no te preocupes ya que la Plata puede limpiarse de manera muy sencilla. Podéis ver cómo en nuestro post Cómo limpiar la plata.

CÓMO ELEGIR TU PIERCING PERFECTO

En San Saru tenemos tres tamaños de piercing: 8mm, 10mm y 12mm.

Para elegir el tamaño correcto es importante saber dónde tenemos ubicado el agujero, y cuál es el grosor de nuestro cartílago o lóbulo. De esto dependerá que nos vaya bien o no el piercing.

Cuando el agujero está situado en la parte más interna de la oreja necesitaremos coger un tamaño superior (10mm), al igual que si nuestro cartílago o lóbulo es más grueso. Si, en cambio, el cartílago o lóbulo son finos y el piercing está ubicado en una parte más externa, aconsejamos el de 8mm. El de 12mm es el que recomendamos para el piercing Caracola o Lóbulo.

Y si tienes inquietud o dudas acerca de algún piercing o tamaño, estamos aquí para ayudarte y aconsejarte. ¡Nos encanta cuando nos escribís! 

¿Te has quedado con ganas de más? Echa un vistazo a nuestro ShopInsta. Tienes cientos de combinaciones e ideas para tus combis de piercings y pendientes.
Nuestra web utiliza cookies (y no, no son comestibles) para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR